Blogia
TURCÓN - Ecologistas en acción

Según Greenpeace, los muertos por Chernóbil podrían superar los 200.000

Según Greenpeace, los muertos por Chernóbil podrían superar los 200.000

MADRID, 18 ABR. (OTR/PRESS)

Un estudio de Greenpeace asegura que el accidente nuclear de Chernóbil ha provocado ya 200.000 muertos y pronostica otros 93.000 fallecidos por cáncer. El estudio está incluido en un informe de la organización ecologista en el que han participado cerca de 60 expertos científicos de todo el mundo y recoge datos que ponen en evidencia los aportados por el Organismo Internacional de la Energía Atómica y que según los ecologistas, está intentando maquillar los verdaderos efectos de la catástrofe.
Greenpeace denuncia abiertamente las "mentiras" del Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre los efectos del accidente nuclear de Chernóbil. El informe ’La catástrofe de Chernóbil. Consecuencias para la salud humana’ sostiene que en las tres repúblicas ex soviéticas ya se han registrado un total de 200.000 víctimas mortales como consecuencia del accidente.

Estas muertes, ocurridas en los últimos 15 años como consecuencia directa del desastre nuclear las reparten: 60.000 en Rusia y 140.000 de Ucrania y Bielorrusia. A estos datos hay que añadir los que aporta un informe del Centro Independiente de Evaluación Medioambiental de la Academia Rusa de la Ciencia basado en datos estadísticos del Centro Nacional de Estadística sobre el Cáncer de Bielorrusia y Ucrania, que prevé un total de 270.000 cánceres en los próximos años, de los que 93.000 serán mortales.

Además el informe asegura que el accidente ha creado daños en el sistema inmunológico y endocrino de los afectados, aceleración del envejecimiento, trastornos cardiovasculares y del aparato circulatorio, trastornos psicológicos, aberraciones cromosómicas y aumento de las deformaciones en fetos y niños.

DATOS SESGADOS

La organización contrasta estos datos con los ofrecidos por el OIEA que preveía sólo 4.000 muertes adicionales atribuibles al accidente. Según la organización, el OIEA estudió sólo a un grupo de unas 600.000 personas mientras que la nube radiactiva afectó a más de 2.000 millones de personas.

Con estos datos de fondo, el responsable de la campaña de energía nuclear de Greenpeace España, Carlos Bravo, denunció "que se esté planteando un nuevo modelo energético que dé cabida a la energía nuclear sin considerar previamente las consecuencias que se están pagando por Chernóbil".

Además lamentó que el EOIA esté intentando enmascarar el verdadero impacto de la catástrofe en la salud de las personas en otros muchos aspectos y proponga por ejemplo realojar a personas en áreas contaminadas. Por eso, pidió que este organismo "deje de ser el que controla la energía nuclear cuando ni siquiera se atreve a admitir la responsabilidad de esta energía ante aquellos que por su culpa han visto sus vidas destrozadas para siempre".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres