Blogia
TURCÓN - Ecologistas en acción

España podrá pagar hasta 15.000 millones de euros por exceder las emisiones de CO2

España podrá pagar hasta 15.000 millones de euros por exceder las emisiones de CO2

ALICIA RIVERA - Madrid

El País, 20-04-2006

Las emisiones de gases de efecto invernadero españolas en 2005 han aumentado casi el 53% (el 52,88%) desde 1990, lo que significa que cada vez se está mas lejos del objetivo de contención (fijado en el ámbito de la UE) para cumplir el Protocolo de Kioto: un 15% de crecimiento en 2008-2012 respecto a 1990. Los datos relativos a 2005 fueron presentados ayer por World Watch España y Comisiones Obreras. Las emisiones del año pasado suponen un 3,9% de aumento respecto a 2004. España carece de una estrategia nacional de lucha frente al cambio climático, que anunció el Ministerio de Medio Ambiente.

La sequía del año pasado es responsable, en parte, del notable incremento de las emisiones de gases de efecto invernadero registradas (sobre todo dióxido de carbono, CO2), ya que la producción hidroeléctrica cayó un 40% respecto a 2004. Pero este efecto no puede dar cuenta de todo el aumento ni de la tendencia histórica, explicaron ayer los responsables de World Watch y de CC OO. Estas dos organizaciones calculan las emisiones cada año utilizando la metodología y los datos oficiales. "España es el país industrializado que más ha aumentado sus emisiones", recordaron.

El Protocolo de Kioto, que se acordó en el ámbito de Naciones Unidas en 1997 y entró en vigor en febrero del año pasado, establece que los países de la UE -antes de la ampliación- deberán reducir un 8% sus emisiones en el plazo 2008-2012 respecto a su nivel de 1990. Los países industrializados asumieron compromisos diferentes. Los 15 de la UE repartieron después ese compromiso de manera que unos tienen que reducir más aún sus emisiones y otros, como España -teniendo en cuenta sus menores emisiones per cápita y las necesidades de crecimiento económico- pueden aumentarlas. Es en ese reparto europeo en el que España se comprometió a aumentar sus emisiones en un 15% como máximo respecto a 1990.

Ausencia de medidas

El problema es que, en ausencia de medidas políticas y económicas para hacer frente al compromiso, ese 15% se superó en 1998 (ya era del 18%) y la tendencia al aumento continúa. El país que sobrepase en 2008-2012 el nivel asignado tiene que adquirir a otros derechos de emisión que se contabilizan en CO2 equivalente (medida que convierte al CO2

los otros cinco gases de efecto invernadero contemplados en el Protocolo de Kioto). También puede apuntarse reducciones por proyectos tecnológicos cumplidos en otros países, sobre todo en desarrollo. España emitió el año pasado 411,5 millones de toneladas de CO2 equivalente.

Entre las sanciones previstas por la UE para quien sobrepase su nivel de emisiones asignado, está el pago de cien euros por tonelada de más, recordó Joaquín Nieto, responsable de Medio Ambiente de CC OO, por lo que lo normal será recurrir a la compra de cupos de emisión, que serán más baratos.

El plan del Gobierno español elaborado en el marco de la Directiva Europea de Comercio de Emisiones, es llegar al plazo de cumplimiento (la media de los cinco años de 2008 a 2012) con unas emisiones un 24% por encima del nivel de 1990. Para compensar los nueve puntos de diferencia sobre el objetivo del 15%, habría que adquirir derechos de emisión de unos 20 millones de toneladas al año (100 millones en total).

"Yo no creo en los milagros, hemos hecho números y con las previsiones energéticas de los planes ya aprobados el incremento sería de un 52,64%, no de un 24%, lo que aún así supondría un gran esfuerzo de estabilización de las emisiones", dijo ayer José Santamarta, de World Watch España.

Nieto subrayó que ese 52,64% de aumento se refleja en el Plan de Fomento de las Energías Renovables y la Revisión de la Planificación de los Sectores de Electricidad y Gas 2002-2011. Con esas emisiones, añadió, no serían 20 millones de toneladas de CO2 equivalente anuales lo que habría que adquirir, sino 100 ó 108 millones al año, lo que podría suponer en torno a 6.000 millones de euros.

"Hace falta una Estrategia Nacional frente al cambio climático porque es necesario que todos los planes de los diferentes ministerios sean coherentes", señaló Nieto. Recordó también que las comunidades autónomas tienen transferidas muchas competencias que afectan a las medidas de contención de las emisiones.

En el panorama reflejado en las cifras presentadas ayer destaca como dato positivo el hecho de que en 2005, por primera vez desde 1990, "ha mejorado en España la eficiencia energética", un parámetro que hasta ahora ha sido notoriamente negativo en la economía española.

"Los diversos acuerdos, planes y normas adoptadas en el último año, no han tenido aún efectos positivos de reducción de las emisiones en 2005, dado lo tardío de su adopción, aunque sin duda ralentizarán el aumento en los próximos años", señala el informe. Aún así, Nieto observó que España sigue un modelo de crecimiento económico basado en sectores con fuertes emisiones de gases de efecto invernadero, y reclamó la puesta en marcha de medidas fiscales, de ordenación del territorio y de reorientación del transporte.

Santa Marta recordó que Arturo Gonzalo Aizpiri, secretario general de Medio Ambiente, declaró recientemente que "invertir la tendencia de emisiones es como virar el rumbo de un transatlántico, desde que se gira el timón hasta que se ven los resultados, pasa un tiempo". El responsable de World Watch España le contestó ayer: "Creo que ese gran transatlántico se parece cada vez más al Titanic, que va a chocar contra un iceberg".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres