Blogia
TURCÓN - Ecologistas en acción

Campaña para la protección de los animales de compañía

Campaña para la protección de los animales de compañía El Colectivo Turcón-Ecologistas en Acción ha iniciado este verano una campaña para evitar el abandono de los animales de compañía. en este sentido ha emitido varias cuñas de radio, en emisoras locales de Telde para concienciar a la población sobre este aspecto.

Reproducimos a continuación un interesante artículo

Ante el progresivo aumento de abandono de animales domésticos que se producen cada año, sobre todo en la época estival, la Unión de Consumidores ofrece una serie de medidas alternativas para que se pueda viajar con tranquilidad sin tener que optar por la desafortunada y desacertada medida de abandonar los animales de compañía.
Por ello, UCA pone en conocimiento algunos consejos a la hora de elegir medios de transporte de todas aquellas personas que salen de vacaciones en estos días y que tienen una mascota en casa sin saber qué hacer con ella.
Sea cual sea la determinación a la que se llegue con respecto a las vacaciones, es recomendable que se lleve al veterinario al animal para someterle a un reconocimiento rutinario. Esto es importante porque todo viaje conlleva un estrés que puede agravar cualquier padecimiento.
El automóvil es el medio de transporte más frecuente y sencillo. Una de sus grandes ventajas es que es posible parar cuando se desee y, así, podrá pasear, dar de beber y permitirle hacer sus necesidades. Medidas que hay que llevar a cabo regularmente durante el trayecto.
Aunque antes de la partida no es recomendable que el animal tome alimentos, sí es aconsejable que salga a pasear y beba agua. También es bueno que se habitúe al espacio que ocupará en el vehículo antes de que éste se ponga en marcha. Hay que ser consciente de que la mascota no sabe que es ella quien se mueve y no las cosas que le rodean. Si tiene problemas de mareos, lo mejor será que consulte esto con el veterinario, tal vez aconseje algún medicamento que le alivie. También existen fármacos específicos que alivian la ansiedad y disminuyen el estrés, muy recomendables en este tipo de situaciones, pero que deberán ser recetados por el especialista en cuestión.
Los animales nunca deben ir sueltos en el interior del automóvil. El tamaño de la mascota será determinante para saber cual será su ubicación dentro del coche. En el caso de que sea de tamaño pequeño, se puede transportar en una cesta que se puede adquirir en cualquier tienda especializada. Si el animal es de un tamaño considerable, deberá ir atado al asiento de atrás para evitar que acceda a la parte delantera del coche. Lo más recomendado en estos casos (y lo que la ley exige) es instalar una rejilla que separe la parte delantera de la trasera.
Otra sugerencia es no mantener las ventanillas completamente abiertas. Esto es así porque, además de que el animal puede saltar, es perjudicial que el aire le dé directamente en la cara puesto que puede provocarle una conjuntivitis, una infección en los oídos o tal vez una afección pulmonar.
En la mayoría de las líneas regulares de autocares no se permite la presencia de animales. Sólo algunas compañías lo admiten pero siempre en jaulas. Si se trata de animales de gran tamaño, éstos viajarán en el compartimento de carga y si son pequeños permanecerán en cabina.
En el tren sólo se admiten animales en las grandes líneas nacionales, nunca en trenes regionales o de cercanías. Cuando se viaja en coche cama, y siempre que lo admitan los compañeros de compartimento, se podrá ir acompañado del animal; en el resto de los casos, viajarán en el vagón de equipajes. El precio del billete subirá un 50%, dependiendo de la compañía, de la tarifa general correspondiente.
Si se viaja en un barco donde se puede transportar el coche propio, la mascota irá dentro del vehículo. Pero si no es así, el animal viajará en bodega. Es habitual que pueda visitarse al animal para darle agua y pasearlo, pero siempre con el permiso del capitán del barco.
Si se opta por el avión, volar con las mascotas resulta caro. El precio del pasaje del animal vendrá marcado por su peso.
En general no se suelen admitir animales. Sin embargo, en el sector del taxi tal cuestión queda al criterio del taxista.
En referencia a los alojamientos, en España hay pocos hoteles que admitan animales de compañía; aquellos que lo hacen suelen ser más caros.
Si a pesar de estas recomendaciones ninguna de ellas es posible, la única alternativa es dejar la mascota en casa de familiares y amigos o en alguna residencia para animales pero nunca debe ser abandonada.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

maría y bea -

hola! ´nos gustaría hacer referencia a lo que aquí se ha dicho sobre los animales domésticos. Nos parece una chorrada a defender a estos animales que hay a millones y no a los que están en peligro de extinción y además el tratarlos como a reyes, haber si adoptaís una ballenas que hace más falta que el preocuparnos porque a mi gato no le de el aire en la cara. GENTUZA!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres