Blogia
TURCÓN - Ecologistas en acción

La Mancomunidad del Norte de Gran Canaria quiere destinar el hotel de Azuaje al turismo de salud

La Mancomunidad del Norte de Gran Canaria quiere destinar el hotel de Azuaje al turismo de salud La Provincia, 8-11-2004

La Mancomunidad del Norte ha descartado definitivamente el proyecto de reconstruir un ´gran´ hotel con capacidad para unas 80 camas en el viejo edificio abandonado en el barranco de Azuaje, debido a los impedimentos medioambientales que impone el Plan rector de uso y gestión del barranco. Por razones de rentabilidad económica, los ayuntamientos han optado como alternativa más selecta, mantener las habitaciones que tenía el viejo inmueble y abrir la Fuente Santa al turismo de salud, aprovechando sus saludables aguas termales.

El alcalde de Firgas, Sebastián Arencibia, fue muy claro en una reciente reunión con el consejero de Turismo, José Juan Herrera: "Desde que entré en política en el año 94 vengo oyendo hablar de la reconstrucción del antiguo hotel y el balneario de Azuaje, y nunca se ha llegado a un acuerdo. No queremos una gran infraestructura, ni que arranque con una gran inversión, sino que se ponga en marcha definitivamente".

El Ayuntamiento de Firgas ha dejado muy clara su intención de desmarcarse de la construcción de un gran hotel con capacidad para unas 80 plazas, como se había solicitado desde la Mancomunidad, y más aun desde que ha encontrado con el rechazo de la Consejería de Medio Ambiente en su Plan rector de uso y gestión. Sebastián Arencibia opina que tampoco es muy rentable que se construya una gran infraestructura en la zona, porque la masificación puede
repercutir en el deterioro del lugar. Por eso dice que se debe apostar por servicios que ofrezcan comodidades, y beneficien al desarrollo sostenible.

En esta misma línea, la Mancomunidad ha decido reconducir su proyecto original, según el gerente, Luis Hipólito Hernández, quien señala que el nuevo objetivo es reconstruir el edificio para mantenerlo como un hotel rural con las 20 habitaciones. Y, a su vez, para garantizar la rentabilidad de los futuros gestores, el objetivo es aplicar la normativa de turismo de salud para la Fuente Santa, ahora inoperativa, para su uso como un centro abierto no sólo para los clientes del hotel sino también para personas no alojadas.

Separando ambos centros, que aunque a escasos metros lindan con los municipios de Firgas y Moya, se pretende reactivar el plan de recuperación de esta zona, que a principios del siglo XX alcanzó una enorme relevancia turística.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres