Blogia
TURCÓN - Ecologistas en acción

Exponer a los niños a imágenes duras por televisión les causa graves trastornos

Exponer a los niños a imágenes duras por televisión les causa graves trastornos CanariasAhora.com, 10-9-2004

La excesiva emisión de imágenes duras que ofrecen las televisiones hacen que el niño que es testigo de ellas se convierta en otra nueva víctima, según Isabel Calonge, profesora de la Universidad Complutense. Los niños, recomienda Calonge, no deben estar expuestos a más de lo que puedan entender.

La profesora titular de psicología de la Universidad Complutense Isabel Calonge expresó esta preocupación durante la conferencia de prensa organizada por el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid para presentar una guía diseñada para enseñar a los adultos a afrontar las situaciones traumáticas en la infancia.

Los niños españoles, explicó Calonge, no sólo fueron víctimas de los atentados del 11 de marzo en Madrid, sino que también se han convertido en víctimas del asalto a la escuela número 1 de Beslán a través de la televisión, una situación que exige a, su juicio, "control" por parte de los medios y "responsabilidad" por parte de los padres.

¿Por qué hay que ilustrar las noticias de la comisión del 11-M con fotos de la masacre o por qué se repiten todavía las imágenes de los padres de Beslán?, se preguntó esta experta.

Sin embargo, la demanda de ayuda y las preguntas fueron tantas tras los atentados, que en colaboración con el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid, decidieron editar una guía dirigida a padres, educadores y sanitarios y responsables de los servicios sociales con el fin de ayudarles a enfrentarse al impacto emocional que pueden sufrir los niños.

Tal como explicó Calonge, siempre es preferible la verdad a la mentira porque la realidad se acaba conociendo y, a veces, de forma cruel, pero sólo hay que contar "lo que el niño puede entender y hasta donde quiere saber", por lo que es necesario fraccionar y dosificar la información.

No obstante quiso dejar claro que la respuesta del niño dependerá de sus recursos; muchísimos, dijo, se recuperarán solos, pero hay que prestar atención para comprobar si continúan las pesadillas, la inquietud, la falta de concentración o los cambios de comportamiento o de apetito, porque si interfieren en su vida cotidiana se tiene que consultar a un profesional.

El decano del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, Fernando Chacón, confió en que la guía ayude a los adultos a diferenciar una situación normal dolorosa de un impacto que necesita una intervención profesional e insistió en "lo innecesario que resulta repetir las imágenes de las tragedias pasados seis meses o un año".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres