Blogia
TURCÓN - Ecologistas en acción

Las centrales nucleares pagarán la gestión de los residuos

Las centrales nucleares pagarán la gestión de los residuos Por Rafael Méndez
El País,01/02/05

El Ministerio de Industria ha decidido que la gestión de los residuos nucleares debe pagarla quien los produce: las centrales nucleares. Así, a partir del 1 de abril, las eléctricas tendrán que pagar el 75% los 120 millones que la Empresa Nacional de Residuos Nucleares (Enresa) recibe cada año para almacenar residuos y, en el futuro, desmantelar las centrales.

Hasta ahora ese dinero salía del 0,715% del recibo de la luz, que baja al 0,173%. Que las centrales asuman el coste de los residuos es una vieja reivindicación ecologista y, según Industria, una forma de que el carbón, penalizado por el Protocolo de Kioto, compita en igualdad de condiciones con la energía nuclear. Las eléctricas han acogido con críticas moderadas el cambio de sistema.

El proceloso sector eléctrico se mueve. El decreto de tarifas aprobado el 30 de diciembre de 2004 ha rebajado la cuota del recibo destinada a "la segunda parte del ciclo del combustible nuclear", la gestión de los residuos nucleares. En 2005, el 0,173% del recibo de la luz irá destinado al tratamiento de los residuos radiactivos.

Hasta esa fecha, el porcentaje del recibo destinado a la gestión era del 0,715%. Así que Industria ha reducido el 75% la cuota. La factura de la luz subió un 1,75% con respecto al año anterior, gracias en parte a esa rebaja. La intención del ministerio es que a partir del 1 de abril las centrales financien la mayor parte del tratamiento, que supone unos 120 millones de euros al año. Con la reducción al 25%, el consumidor pagará el equivalente a la gestión de los residuos durante los tres primeros meses del año.

"La internalización de costes de la energía nuclear es una idea que viene de lejos y que se ha precipitado por el Protocolo de Kioto. Si el Plan Nacional de Asignaciones [aprobado el 21 de enero] impone penalizaciones a las emisiones de CO2, es lógico que las centrales paguen la gestión de los residuos nucleares que generan y no lo pague el consumidor", explican fuentes de Industria. Fuentes del Gobierno explican que la forma en que las eléctricas pagarán la gestión se aprobará con rango de ley en el paquete de medidas para favorecer la competencia que prepara Economía.

Margen de negociación

Aunque la decisión está tomada (alguien tiene que suplir la reducción incluida de la tarifa y no va a ser el Gobierno), Industria mantiene que está negociando. La patronal del sector eléctrico, Unesa, ha criticado el cambio en el pago de la gestión: "A las empresas no les ha gustado y esperan que haya margen para negociar, algo a lo que el Gobierno parece dispuesto". Las empresas más afectadas serán Endesa e Iberdrola, propietarias de más de la mitad de la potencia nuclear instalada.

La negociación se centra en la forma en imputar a cada reactor cuánto tendrá que pagar (si se hace según la potencia instalada, residuos generados en el pasado o en el futuro o el coste de desmantelarlo). Además, Industria ha dejado abierto qué hará en 2006: si bajar de nuevo la cuota para que las centrales paguen el 100% de la gestión de los residuos o dejar el 25% en el recibo de la luz.

"Enresa gestiona también residuos de hospitales y centros con pequeños aparatos radiactivos, no todos los gastos de gestión y personal son achacables a las nucleares. Es posible que el Gobierno deje esa parte en la tarifa", explican fuentes del sector próximas a la negociación.

Enresa es una empresa pública que calcula que tratar los residuos nucleares de todas las centrales hasta 2070 costará 12.000 millones de euros. El dinero se destinará a almacenar y tratar los residuos de las nueve plantas existentes en España suponiendo que la última central cierre en 2028. Desde 1984, cuando se creó Enresa, la empresa ha gastado 3.000 millones de euros. La mayoría del gasto se producirá a partir de 2025, cuando comience a desmantelar la mayoría de las centrales.

Las nueve centrales producen un 30% de la electricidad en España y generan 160 toneladas anuales de residuos de alta actividad (que duran decenas de miles de años). Actualmente, cada central almacena sus residuos. El Congreso, con acuerdo de todos los grupos, ha pedido al Gobierno que en un año decida construir un almacén temporal de residuos y acabe con la actual dispersión.

Enresa espera recibir este año unos 120 millones de euros por la vía de la tarifa (en 2003 recibió 119,165 millones). Este dinero supone el 97% de los ingresos de explotación de la compañía. Enresa también recibe dinero de los hospitales y otros centros con aparatos radiactivos cuando tiene que almacenar sus residuos de baja y media actividad, que son enviados al centro que tiene en El Cabril (Córdoba).

La empresa acumula el dinero que recibe anualmente en el llamado Fondo para la financiación de las actividades del Plan de Residuos Radiactivos, que alcanza los 1.800 millones. Enresa invierte ese dinero y obtiene un rendimiento de unos 100 millones al año. La empresa insiste en que con 120 millones al año tiene suficiente para gestionar todos los residuos que se generen en España.

Igualdad para las fuentes de energía

El argumento para que las nucleares paguen la gestión de sus residuos es ecologista (quién contamina paga), pero, sobre todo, es económico: que las distintas fuentes de energía (gas, carbón, hidroeléctrica, eólica, solar) tiendan a competir en igualdad de condiciones aunque las energías renovables tienen primas.

El presidente de Enresa, José Alejandro Pina, asegura que la decisión ha sido de Industria pero que es algo lógico: "Es normal que las nucleares se hagan cargo de sus residuos y no el consumidor". "Se trata de que todas las energías compitan en igualdad. El kilowatio.hora nuclear es de los más baratos y así lo anuncia siempre la industria nuclear.
Lo es, pero en parte gracias a que las empresas no ponen en sus resultados la gestión de los residuos, que sale de los consumidores, independientemente del origen de la electricidad que utilicen", asegura Carlos Bravo, responsable del tema nuclear en Greenpeace. Los ecolosistas aplauden la decisión pero piden el abandono de la energía nuclear.

El presidente del Foro de la Industria Nuclear, Santiago San Antonio, afirma que las centrales pueden asumir la gestión de los residuos. "El coste del kilowatio.hora nuclear es de 1,06 céntimos de euro, menor que el de otras fuentes de energía excepto la hidráulica (que depende de que haya agua en el pantano)". Según San Antonio, las centrales seguirían siendo rentables aun pagando la gestión de sus residuos y el desmantelamiento de las: "En Finlandia, donde están construyendo una central, han calculado que pagar la gestión de los residuos puede elevar un céntimo de euro el precio del kilowatio.hora. Si el precio medio que pagan a las eléctricas la electricidad es de 3,7 céntimos por kilowatio.hora, eso significa que hay margen".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

jiatao -

Sabe usted algo de gestión de una empresa nuclear?

Angie -

hola me parese que algunos textes son muy largos pero son interesantes
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres