Blogia
TURCÓN - Ecologistas en acción

La malaria ya no resulta tan fiera

La malaria ya no resulta tan fiera

Un programa experimental hace que la mortalidad en zanzíbar baje 50 puntos en 5 años

Canarias-7.es
Isabel Coello / EFE
Pemba (Zanzíbar)

África celebra hoy el Día de la Malaria sin controlar la enfermedad, pero resultados como los de Zanzíbar, donde la mortalidad en mayores de cinco años ha bajado del 61,9% al 17%, muestran que es posible frenar la primera causa de muerte en el continente.
Hace cuatro años nuestra situación era muy mala», explica el coordinador del Programa Nacional de Malaria en Zanzíbar, Abdullah Ali, protagonista de una serie de acciones que otros países africanos intentan copiar.

«Los medicamentos que utilizábamos no funcionaban, el 60 por ciento de los niños no respondía a la cloroquina», el más utilizado en las últimas décadas para curar la malaria o paludismo, causada por un parásito que transmite la picadura del mosquito anofeles.

La enfermedad, que se cobra al año un millón de vidas en el mundo y en Africa subsahariana mata a un niño cada treinta segundos, era entonces responsable del 50% de la mortalidad en las islas.

El Gobierno del archipiélago de Zanzíbar, que aunque pertenece a Tanzania tiene un Ejecutivo autónomo, redactó un plan y pidió dinero al Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria.

El Fondo se lo dio: aprobó un millón de dólares en mayo del 2002 y 9,7 millones más en el 2004. El dinero se ha empleado para, entre otros propósitos, formar al personal médico y distribuir gratuitamente 300.000 mosquiteras en nueve de los diez distritos del archipiélago a todas las mujeres embarazadas o con hijos menores de cinco años, la población en situación de más riesgo.

Asimismo, la cloroquina se ha reemplazado como tratamiento por la llamada Terapia Combinada basada en Artemisina (ACT en sus siglas en inglés), que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda desde el 2001.

«Todos los centros de salud están dando ACT para los casos de malaria no severa», explica Mohammed Nasser Saleh, coordinador del programa en la isla de Pemba, mientras enseña en el almacén farmacéutico las cajas de la medicina, que se ofrece gratis a la población.

precio excesivo. El precio de la ACT en el mercado oscila entre cuatro y siete dólares, fuera del alcance de la mayoría de la población en Zanzíbar, donde un 50% vive con menos de un dólar al día. «El tratamiento dura tres días y según un estudio que hicimos en el 2005 su eficacia es del 96%», añade Saleh.

El programa de Zanzíbar ha registrado en tres años resultados positivos: el porcentaje de menores de cinco años durmiendo bajo mosquitera ha pasado del 34 al 67, la mortalidad por malaria ha bajado cuatro puntos y el número de personas que sufren la enfermedad del 47% al 31%. «Esperamos que la tendencia baje aún más en el futuro, ya que las mosquiteras se han distribuido sólo hace unos meses», señala Ali.

Zanzíbar destaca en medio de un panorama general de lucha contra la malaria no tan alentador. En el 2000, los gobiernos africanos declararon el 25 de abril Día de la Malaria en Africa en una cumbre celebrada en Abuya (Nigeria) tras darse un plazo de cinco años para proveer al 60% de la población en riesgo acceso a una medicación efectiva y mosquiteras impregnadas de insecticida.

África celebra hoy el Día de la Malaria sin controlar la enfermedad, pero resultados como los de Zanzíbar, donde la mortalidad en mayores de cinco años ha bajado del 61,9% al 17%, muestran que es posible frenar la primera causa de muerte en el continente.

la lucha empieza en las mosquiteras
La lucha contra la malaria pasa por adoptar medidas que, a los ojos de Occidente, pueden resultar sorprendentes. Así, los países africanos se han comprometido a eliminar los impuestos en la importación de mosquiteras. Hasta hoy, de los 44 países que gravan las mosquiteras, 17 han eliminado los impuestos y aunque el porcentaje de menores durmiendo bajo una está aumentando, no ha llegado a la meta del 60%. Para Abdullah Ali, el éxito de Zanzíbar es atribuible a varios factores: «Primero necesitas voluntad política. Aquí el mismo presidente declaró la lucha contra la malaria como prioridad», dice. «Después necesitas fondos. Y por último una buena gestión de éstos. Pero nuestros resultados -concluye- demuestran que es posible frenar la enfermedad».

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres