Blogia
TURCÓN - Ecologistas en acción

Tamadaba : debate sobre la nueva autovía

Tamadaba : debate sobre la nueva autovía

UNA CUCHILLADA MÁS AL CORAZÓN DE GRAN CANARIA

Artículo de opinión de Gilberto Martel Rodríguez

Es sabido que Gran Canaria es una isla singular y única a pesar de albergar casi un millón de personas diariamente y de batir casi todos los record en cuanto a presión sobre el medio. Las consecuencias de esta situación ha llevado a pensar a muchas personas que la isla no tiene remedio porque la sienten destrozada. Quienes vivimos en el corredor costero del Este, desde la capital al Sur, tenemos sensación de agobio y de destrucción masiva. Sin embargo sorprende el dato de que Gran Canaria es la isla del archipiélago que conserva las mayores extensiones despobladas de toda Canarias. Si trazáramos una línea imaginaria que uniera los pueblos de Agaete, Valleseco, San Mateo, Valsequillo, Ingenio, Aldea Blanca, San Fernando y Puerto de Mogán y observáramos el sector Oeste, nos sorprendería un pedazo de territorio con unas densidades bajísimas de población y con unos valores magníficos desde el punto de vista natural y rural. Ese sector, único desde el punto de vista geológico, es una auténtica joya, lamentablemente desconocida por muchos habitantes de nuestro archipiélago.
Dentro de ese territorio se encuentra La Aldea de San Nicolás que durante siglos estuvo aislada, conformando, prácticamente, una isla dentro de la isla. Esta circunstancia ha llevado a este pueblo a buscar su propia identidad y a ser prácticamente autosuficiente, ganándose a pulso el derecho de mejorar su calidad y condiciones de vida. Ahora llega el proyecto del Gobierno de Canarias proponiendo realizar la autovía Agaete – La Aldea. Este proyecto plantea una carretera clasificada como C-80 (esto quiere decir que permite una velocidad media de 80 km/h) en una de las zonas más abruptas, espectaculares y mejor conservadas de la isla de Gran Canaria. El proyecto traza un tipo de autovía que no permite curvas ni desniveles pronunciados. No sólo no se adapta al territorio sino que obliga al territorio a que se adapte a ella, convirtiéndose así en la carretera más cara de toda la historia de Canarias. Una autovía agresiva que no soy capaz de imaginar encajada en el imponente, único y magnífico Noroeste grancanario.
Ante este despropósito me surgen algunas preguntas muy claras: ¿No es posible plantear una carretera de otras características que se pueda adaptar mejor al territorio y que a la vez mejore las condiciones de accesibilidad y seguridad de las personas que residen en La Aldea y de las que la visitan?; ¿parte de esta inversión en la macroinfraestrucutra que intenta acabar con lo mejor de Gran Canaria, no podría emplearse en mejorar la calidad de vida y el nivel de servicios en La Aldea?; ¿acaso los habitantes de La Aldea no tienen los mismos derechos que los de otras islas que en similares condiciones de aislamiento se le han acercado los servicios necesarios para dejar de sentir esa sensación de lejanía de todo?; ¿Por qué no puede haber un hospital en La Aldea con buen nivel de servicios como hay actualmente en Valverde, por ejemplo?; ¿qué impide que no se pueda invertir en mayor desarrollo de los servicios públicos en La Aldea y en el desarrollo local, haciendo hincapié en que no pierdan su independencia y capacidad de autosuficiencia adquirida durante muchos años?.
A todas estas el Cabildo de Gran Canaria presenta un nuevo proyecto de carretera que pretende mejorar y acondicionar. En este caso es la GC-60 que une Tunte con Maspalomas pasando por Fataga. Aquí podemos ver un ejemplo de problemas similares con soluciones muy diferentes. La actual carretera Agaete-La Aldea cuenta actualmente con unos 29,1 km y con más de 350 curvas desde La Palmita en Agaete hasta el Puerto de La Aldea. La carretera de Fataga recorre 23, 2 km con 290 curvas. Para el caso de Tunte se pretende pasar de una C-40 (40 km/h de media, como la actual Agaete-La Aldea), a una C-60 (60km/h de velocidad media), con dos túneles, uno de 740 m y otro de 1300 m. El recorrido se reducirá en 4 km y se pasará de las 290 curvas a 89, Fataga no se quedará fuera del recorrido de la nueva carretera como sí ocurre con el Risco en la autovía Agaete-La Aldea. La nueva vía de Tunte intenta adaptarse al territorio, pretendiendo incluso disponer de carriles bici, miradores y senderos. ¿Esto o algo parecido no se puede hacer también entre Agaete y La Aldea planteando un proyecto más económico, más adaptado, menos impactante y cumpliendo con las mejoras necesarias de accesibilidad y seguridad respecto a la carretera actual?.
Les pido, por favor, a los políticos y técnico de grandes infraestructuras que, no intenten justificar lo injustificable y busquen soluciones viables y con sentido común. No hagan como alguno que ha dicho por ahí, que la autovía Agaete-La Aldea será positiva para el medioambiente por que ayudará a cumplir el protocolo de Kyoto. ¡Basta ya de tanta estupidez y no sigan acuchillando el corazón de Gran Canaria!.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Alexis -

¡VIVA LA CARRETERA DE LA ALDEA¡¡ YA ERA HORA QUE SE APROBARA¡ SON MUCHOS PELIGROS LOS QUE NOS ENTRAÑAN ALA HORA DE ATRAVESAR LA CARRETERA ACTUAL. LOS QUE NO VIVEN AQUÍ NO SON CONSCIENTES DE ELLO. ME ALEGRO POR LA CARRETERA¡¡ VIVA LA ALDEA Y EL ALDEANO COMPA¡¡

VDiaz -

Al final lo único y bonito que tenemos, (que es toda la isla pero más el oeste grancanario), sucumbirá debajo del asfalto. Es una pena. Será tarde cuando nos demos cuenta que estamos destrozando casi lo único bonito que nos queda. Creo que hay más soluciones para el "aislamiento" de los Aldeanos.

Juan -

La carretera hace falta, lo que no hace falta es una autopista vamos, en estas Islas matamos las moscas a cañonazos por lo que se vé, que supriman los viaductos y punto.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres