Blogia
TURCÓN - Ecologistas en acción

Sitio de Interés Científico de Juncalillo del Sur (Gran Canaria)

Sitio de Interés Científico de Juncalillo del Sur (Gran Canaria)

Medio Ambiente publica el acuerdo que aprueba definitivamente las normas de conservación del Sitio de Interés Científico de Juncalillo del Sur (Gran Canaria)

El documento garantiza la protección y conservación de los valores ecológicos, paisajísticos, productivos y culturales del territorio

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación Territorial, que dirige Domingo Berriel, ha publicado hoy miércoles en el Boletín Oficial de Canarias (BOC), la Resolución de 25 de abril, por la que se hace público el acuerdo de la Comisión de Ordenación del Territorio y Medio Ambiente de Canarias (Cotmac) de 3 de abril de 2006, que aprueba definitivamente las Normas de Conservación del Sitio de Interés Científico (SIC) de Juncalillo del Sur, término municipal de San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria), de conformidad con lo establecido en el artículo 43.2.a) del Texto Refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio de Canarias y de Espacios Naturales de Canarias, aprobado por Decreto Legislativo 1/2000, de 8 de mayo, en relación a la competencia atribuida en el artículo 24.3 del mismo texto legal.

Según este acuerdo, la Cotmac entendió resueltas las alegaciones e informes presentados en los mismos términos en que se propuso en el informe técnico del Servicio de Ordenación de Espacios Naturales Protegidos de la Dirección General de Ordenación del Territorio, introduciéndose en el documento de planeamiento las correcciones derivadas de la estimación de las mismas y de los informes emitidos que, por otra parte, no se consideran sustanciales.

Características del espacio

El Sitio de Interés Científico de Juncalillo del Sur se localiza en el extremo meridional de la costa sureste de Gran Canaria, extendiéndose sobre una banda más o menos triangular que ocupa unas 192 hectáreas del término municipal de San Bartolomé de Tirajana. Esta área representa el 0,12% de la superficie insular y el 0,29% de la superficie insular protegida por el Decreto 1/2000 por el que se aprueba el Texto Refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio de Canarias y de Espacios Naturales de Canarias.

Se trata de un paraje más o menos llano, desprovisto de accidentes topográficos relevantes, que ocupa una pequeña extensión de la llanura aluvial cuaternaria que configura el amplio delta que se extiende por el sector sudeste de Gran Canaria.

Está constituido por los materiales aluviales y coaluviales que han sido aportados por los barrancos de Juan Grande, Bco. Hondo y Tirajana, y la vegetación existente resulta ser la representativa de la costa oriental de Gran Canaria, constituida por comunidades halófilas que están fuertemente influenciadas por las condiciones climáticas. Además, la inundación temporal de determinadas áreas y el ecosistema asociado a estas charcas hacen del lugar un enclave singular para la observación de avifauna limícola y migratoria, donde se ha contabilizado la presencia de más de medio centenar de especies.

Según el documento de las normas de conservación del Sitio de Interés Científico de Juncalillo del Sur, éste es un enclave con alto valor natural en flora y fauna (principalmente avifauna), características que lo hacen único en la isla de Gran Canaria. Los fondos que bordean al Sitio de Interés también poseen una gran riqueza en comunidades vegetales y animales y se propone el estudio para el Sitio de Interés Científico de Juncalillo del Sur de una Zona Periférica de Protección.

Finalidad y fundamentos de protección

Respecto a la finalidad de protección del espacio, según el Texto Refundido de 8 de mayo, por el que se aprueba el Texto Refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio de Canarias y de Espacios Naturales Protegidos, la finalidad de protección del SIC de Juncalillo del Sur es el hábitat costero de la avifauna limícola y migradora, así como la Atractylis preauxiana y su hábitat particular, y el paisaje en general.

La finalidad de las Normas de Conservación es instrumentar los objetivos de conservación de este espacio natural, de acuerdo con la definición de Sitio de Interés Científico recogida en el artículo 48.13 del Texto Refundido, en donde "Los Sitios de Interés Científico son aquellos lugares naturales, generalmente aislados y de reducida dimensión, donde existen elementos naturales de interés científico, especímenes o poblaciones animales o vegetales amenazadas de extinción o merecedoras de medidas específicas de conservación temporal que se declaren al amparo del Texto Refundido", así como con las determinaciones fijadas en el mismo.

Los fundamentos de protección del Sitio de Interés Científico de Juncalillo del Sur vienen definidos por la presencia de una de las escasas poblaciones del amenazado chaparro (Convolvulus caput-medusae), así como de la piña de mar (Atractylis preauxiana), que se encuentra en peligro de extinción, y que a pesar de aparecer reflejada en el Texto Refundido, no se tiene constancia de su existencia dentro de los límites del Sitio de Interés, aunque el espacio natural de Juncalillo del Sur se trata de un territorio potencial para la supervivencia de esta especie en peligro de extinción.

También son motivos de protección del espacio natural el hecho de que en el mismo recale abundante avifauna limícola y esteparia migradora, de alto valor ecológico, así como las características naturales del entorno que conforman un paisaje singular.

En el Sitio de Interés Científico de Juncalillo del Sur y respecto a la Orden de 20 de febrero de 1991 sobre protección de especies de la flora vascular silvestre de la Comunidad autónoma de Canarias, se encuentra una especie incluida en el anexo I, once especies incluidas en el anexo II y una especie incluida en el anexo III.

Respecto al Catalogo de Especies Amenazadas de Canarias se incluyen tres especies, dos en la categoría de sensibles a la alteración de su hábitat (el chaparro y el drago) y una de interés especial (el balancón). Además el chaparro (Convolvulus caput medusae) es especie prioritaria incluida en el anexo II de la Directiva Hábitat.

Respecto a la fauna, se encuentran dos especies de reptiles, el lagarto de Gran Canaria y el eslizón, incluidas en el Catálogo de Especies Amenazadas de Canarias, bajo la categoría de Interés Especial. Además se incluyen dos aves rapaces (el águila pescadora y el halcón de Berbería) en peligro de extinción, diez especies (entre las que destacan la aguililla, el cernícalo, el camachuelo, varias especies de currucas, la alpispa y el vencejo unicolor) en la categoría de interés especial, cuatro como sensibles a la alteración de su hábitat (chorlitejo chico, chorlitejo patinegro, alcaraván, y corredor) y una especie (abubilla) como vulnerable.
Objetivos.- Entre los objetivos de estas normas de conservación, se encuentra garantizar la protección y conservación de los valores ecológicos, paisajísticos, productivos y culturales del territorio, así como la restauración de aquellos que lo precisen, manteniendo su dinámica y estructura funcional.

Además también persigue garantizar la protección de la flora y de la fauna del Sitio de Interés Científico, con preferencia las especies amenazadas o endémicas, con el fin de proteger la estabilidad y la diversidad biológica; facilitar las medidas adecuadas para la mejora paulatina de las características paisajísticas del espacio; y procurar la ordenación de la actividad ganadera que han definido el paisaje, incidiendo en la protección de las áreas con mayor valor.

Igualmente, también persigue facilitar y promover la investigación científica y el estudio de los recursos del Sitio de Interés Científico, profundizando en el conocimiento de los ecosistemas en general y, con especial atención, en el de las especies más amenazadas; inventariar y conservar el patrimonio cultural existente, tanto arqueológico, etnográfico e histórico; así como ordenar y promover los usos relacionados con el disfrute público del Espacio, la educación ambiental y la investigación.

Preservar el territorio de la alteración producida por la apertura indiscriminada de pistas y los vertidos y emisiones incontrolados de cualquier tipo y conservar la calidad visual que caracteriza este Sitio de Interés Científico, evitando la instalación de elementos discordantes y la práctica de actividades negativas desde el punto de vista paisajístico, así como restaurar las zonas más degradadas, también son objetivos de este documento.

Las normas también persiguen promover la participación y ordenar propuestas de los municipios, instituciones y administraciones con competencias concurrentes en el Sitio de Interés Científico que sean compatibles con la conservación del espacio, siempre que supongan un beneficio colectivo; establecer un marco de colaboración con los actuales propietarios de suelo en el espacio natural, de manera que facilite la puesta en marcha de las medidas sobre uso público y conservación que se recogen en las Normas de Conservación del Sitio de Interés Científico de Juncalillo del Sur; y contribuir a garantizar la biodiversidad en el territorio de la Red Natura 2000 a través de la adopción de medidas para la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestre.
Zonificación

Con el fin de definir el grado de protección y uso en los diferentes sectores del espacio natural protegido, y teniendo en cuenta, por un lado, su calidad ambiental, su capacidad para soportar usos actuales y potenciales y, por otro, la finalidad de protección contenida en la Ley y los objetivos de las Normas de Conservación, se han delimitado tres zonas diferentes: Zona de Uso Restringido, Zona de Uso Moderado y Zona de Uso General.

La Zona de Uso Restringido está constituida por aquella superficie con alta calidad biológica o elementos frágiles o representativos, en los que su conservación admita un reducido uso público, utilizando medios pedestres y sin que en ellas sean admisibles infraestructuras tecnológicas modernas. Esta zona correspondiente a este ámbito territorial representa la mayor parte del SIC de Juncalillo del Sur, ocupando concretamente una superficie de 173,7 hectáreas frente a las 192 hectáreas que conforman la totalidad del Espacio Natural.

Respecto a la Zona de Uso Moderado, está constituida por aquella superficie que permita la compatibilidad de su conservación con actividades educativo-ambientales y recreativas, y se corresponde con aquellas superficies cuyo valor natural es moderado, o siendo alto, tienen una componente paisajística importante y cierto uso o tránsito público, siendo la zona de la playa del Morrete, toda la franja costera, la industria conservera y ganadera así como la vía de uso pecuario y la pista de acceso a la conservera, las zonificadas de este modo.

Finalmente, la zona de Uso General se corresponde con zonas de menor calidad relativa, como es el caso de la zona elegida para la instalación del aparcamiento de vehículos situado al suroeste del espacio, en la Playa del Cardón, y por el otro, la cuña de terreno situada en el extremo nororiental del espacio natural, junto al núcleo urbano de Juan Grande, cuyo propósito es la creación de un área de recreo. Esta zona está constituida por aquella superficie que, por su menor calidad relativa dentro del espacio natural protegido, o por admitir una afluencia mayor de visitantes, puedan servir para el emplazamiento de instalaciones, actividades y servicios que redunden en beneficio de las comunidades locales integradas o próximas al Espacio Natural.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

jose -

No se me ocurre que protección en la práctica tiene éste espacio. Sobre todo los fines de semana los coches están por todo el espacio, al cual acceden por la infinidad de pistas que existen en la zona. Como tantos espacios protegidos de ésta maltratada isla, la protección se queda en pura teoría y las aves si alguna vez existieron, hace tiempo que desaparecieron totalmente. Asi que ni sitio de nidificación ni sitio protegido ni nada de nada
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres