Blogia
TURCÓN - Ecologistas en acción

La ministra Espinosa apuesta por conservar los recursos fitogenéticos para aumentar la diversidad agrícola

La ministra Espinosa apuesta por conservar los recursos fitogenéticos para aumentar la diversidad agrícola

Agroprofesional, 6-6-2006

Nuria de las Heras Bernabé

De 10.000 variedades de especies de cultivos en todo el mundo se ha pasado a tan solo 100 por la pérdida del 75% de la diversidad genética agrícola. Con el Tratado Internacional se espera aumentar estas materias y que el agricultor participe activamente en la toma de decisiones.

La importancia del desarrollo y conservación de los recursos fitogenéticos para salvaguardar la biodiversidad agrícola vuelve a ser protagonista con motivo de la primera reunión del Órgano Rector del Tratado Internacional sobre Recursos Fitogenéticos para la Alimentación y la Agricultura (TIRFAA) que tendrá lugar en Madrid desde el 12 al 16 de junio y que ayer presentó la ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa, junto con su número 2, Josep Puxeu, y el secretario del Comité de Recursos Fitogenéticos de la FAO, José Esquinas.

Durante el acto de presentación la ministra insistió en la apuesta que el Gobierno está haciendo por la conservación de los recursos fitogenéticos y por una agricultura sostenible con una mayor diversidad genética agrícola.

Además, destacó el papel de España como “puente entre Europa, África y América para el transito de numerosos productos”, entre los que remarcó la patata, el maíz y el arroz que unidos al trigo “forman parte de la mitad de la energía que obtenemos de las plantas”.

Por su parte, el secretario del Comité de la FAO manifestó su preocupación por la progresiva desaparición del 75 por ciento de la diversidad genética de los cultivos agrícolas, cuya consecuencia ha sido la reducción de las especies, que han pasado de una variedad estimada en 10.000 durante el siglo pasado a unas 100 en la actualidad.

Respecto a la situación española, Espinosa comentó que se sigue trabajando en el asunto y que la Ley de Semillas ya está en el Senado. Por su parte Josep Puxeu recordó la “obligatoriedad del uso de semillas certificadas y nacionales” en los cultivos y anunció la firma de un acuerdo con Portugal para “crear un banco de semillas común para todo el territorio de la península ibérica”.

En cuanto a lo relevante del Tratado Internacional, Esquinas subrayó que significa un acuerdo con “valor jurídico” o una “alianza de civilizaciones en el sector agrario”, como lo calificó Elena Espinosa, entre todos los países que lo han ratificado y que esperan paliar la desaparición de la diversidad. Esquinas entiende que en este terreno no hay países ricos ni pobres económicamente pero sí los hay en recursos naturalesy aseguró que en este terreno “o nos salvamos todos o padecemos todos”.

El secretario del Comité de la FAO destacó que el mayor beneficiado con este acuerdo, a parte del consumidor, la investigación y el medio ambiente, es el agricultor ya que se van a defender los derechos que tienen, participando activamente en la toma de decisiones y en los beneficios por el uso de estos recursos, ya que se deberán repartir de manera justa pues ellos son “los verdaderos guardianes de la diversidad biológica agrícola sobre todo los más pequeños y los más pobres” que casualmente son “los que están desapareciendo y con ellos los recursos”.

Otro de los principales objetivos a tratar en la primera reunión del Órgano Rector será la lucha contra el hambre y la pobreza porque, como reseñó Esquinas, en el mundo hay 800 millones de personas que pasan hambre, de las que 15 millones mueren cada año y 30.000 lo hacen diariamente.

Sobre este tema, la ministra Espinosa anunció que durante esta primera reunión tendrá lugar un encuentro específico entre los ministros para elaborar una “Declaración Ministerial” que significará un compromiso para alcanzar la seguridad alimentaria y erradicar la pobreza y el hambre.

En cuanto a la tardanza de las negociaciones, ya que se empezó a fraguar en 1979 pero no fue hasta en el año 2001 cuando se adoptó el Tratado Internacional sobre los Recursos Fitogenéticos, Esquinas explicó que se ha debido “a que había intereses muy distintos políticamente” y que además se trataba de “un tema técnicamente muy complejo”.

Aunque son 103 países los que han ratificado el Tratado Internacional actualmente se considera que son 99 los miembros ya que sólo se tendrá en cuenta para la reunión a aquellos que realizaron su ratificación antes del 14 de marzo, es decir 90 días antes de su celebración.

De éstos, Espinosa declaró que España cuenta ya con la asistencia de “70 países confirmados”, número que podría aumentar aún en los próximos días, con estados que acuden como observadores y que próximamente formarán parte del acuerdo, con organizaciones y con la asistencia de la vicepresidenta del Gobierno, Maria Teresa Fernández de la Vega.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres