Blogia
TURCÓN - Ecologistas en acción

Greenpeace reclama al Congreso que se sume al proyecto para reconocer los derechos de los grandes simios

Greenpeace reclama al Congreso que se sume al proyecto para reconocer los derechos de los grandes simios

La organización Greenpeace España manifestó su apoyo al Proyecto Gran Simio, que persigue el reconocimiento de los derechos de estos primates, y reclamó al Congreso de los Diputados que se adhiera a esta iniciativa, abanderada por el diputado de los Verdes, Francisco Garrido.

MADRID, (EUROPA PRESS)
En un comunicado, Greenpeace advierte de que que "los bosques donde habitan "nuestros antepasados biológicos más próximos están siendo destruidos por la demanda de madera tropical barata, donde España destaca como uno de los principales consumidores europeos".

"Preocuparse por el bienestar de los grandes simios no supone desviar la atención de las necesidades humanas o de las grandes asignaturas pendientes como acabar con la guerra, el hambre, las desigualdades Norte-Sur o la falta de derechos humanos", destacó Miguel Ángel Soto, responsable de la campaña de Bosques de Greenpeace.

Según este militante ecologista, reclamar el reconocimiento de los derechos de los grandes simios "no es en menoscabo de otras causas, sino una suma del trabajo contra las injusticias". Así, recuerda que este proyecto incide fundamentalmente sobre tres puntos: el derecho a la vida de estas especies, la protección de la libertad individual y la prohibición de la tortura.

"Resulta sorprendente escuchar cómo los detractores de esta iniciativa están repitiendo los argumentos ya expuestos hace 150 años en contra del movimiento abolicionista que pedía el fin de la esclavitud o cuando el movimiento sufragista pedía el voto para la mujer", insiste Soto.

Por otra parte, Greenpeace alertó de que los bosques de la Cuenca del Congo, hábitat natural de gorilas, chimpancés y bononos, se encuentran "seriamente amenazados por la explotación forestal insostenible. A su juicio, el escaso control de los gobiernos africanos sobre las empresas madereras convierte esta actividad en una de las principales causas de la pérdida de diversidad biológica en este continente

Además, advierte de que la caza furtiva de fauna salvaje se ve favorecida por la proliferación de nuevos accesos a estas zonas y que las poblaciones de mamíferos, como los gorilas de tierras bajas, se están viendo seriamente afectadas.

"Cuando compramos productos hechos con madera de sapelli, elondo, iroko o ayous, todas ellas maderas tropicales africanas, debemos ser conscientes de que podemos estar colaborando con la extinción de los gorilas en estado salvaje", concluye Soto.

Argumentos para el Proyecto Gran Simio
La secuenciación del genoma del chimpancé y otros grandes monos sólo ha puesto de manifiesto lo que la simple vista ya apuntaba: entre estos monos y el ser humano hay un parentesco evolutivo cercano. En términos genéticos, llega al 98,4 % de los genes. Con los gorilas, los humanos comparten el 97,7 %, y con los orangutanes, el 96,4 %. Estas tasas de parecido disminuyen algo si se incorporan otros factores, como el orden de los genes o las copias y el lugar que ocupa cada uno, que son claves para su expresión.

EL PAÍS - SOCIEDAD - EDUARDO DE BENITO . - 06-07-2006
Pero aparte de la bioquímica pura, el Proyecto Gran Simio, que se debatirá en el Congreso previsiblemente tras el verano, se basa en las similitudes culturales para pedir una especial protección de estos grandes monos (las tres especies mencionadas más los bonobos, un tipo de chimpancé): crean grupos familiares, tienen un rudimento de lenguaje, capacidad de transmitir sentimientos y usan herramientas que incluso fabrican y transportan. Esta petición de una protección especial fue presentada en el Congreso el 24 de abril por el diputado de Los Verdes (integrado en el Grupo Socialista), Francisco Garrido.

El texto de la propuesta dice: "El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a declarar su adhesión al Proyecto Gran Simio y a emprender las acciones necesarias en los foros y organismos internacionales, para la protección de los grandes simios del maltrato, la esclavitud, la tortura, la muerte y extinción".

El mecanismo de identificación de las caras por los monos no es una exclusiva de los grandes simios (en el ensayo se usaron macacos, animales menores que no entrarían dentro de la protección del Proyecto Gran Simio), pero puede ser un argumento más de similitud entre los grandes monos y los seres humanos a tener en cuenta.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres