Blogia
TURCÓN - Ecologistas en acción

El Puerto está dispuesto a estudiar la modificación del futuro para no perjudicar la vela latina

El Puerto está dispuesto a estudiar la modificación del futuro para no perjudicar la vela latina

Teresa García
LAS PALMAS DE GRAN CANARIA
La Provincia.es

La Autoridad Portuaria de Las Palmas de Gran Canaria está dispuesta a estudiar la posibilidad de modificar el proyecto del espigón semisumergido de Bravo Murillo para no partir el campo de regatas de la vela latina, siempre y cuando la alternativa permita proteger del oleaje el muelle de contenedores y no suponga un gran incremento del presupuesto actual, cifrado en 16 millones de euros.

Esto al menos es lo que les manifestó el pasado jueves el director del Puerto, José Miguel Pintado, a los miembros de la Federación de Vela Latina Canaria, durante la reunión de más de dos horas que mantuvieron para buscar una alternativa que no se cargue el actual campo de regatas, que va desde La Laja hasta el exterior del Muelle Deportivo.

La federación propuso, entre otras alternativas, explicó su presidente Juan Santana, alejar el espigón unos 200 metros de la costa para dejar un pasillo por el que puedan regatear los botes. "Barajamos", dijo Daniel Rodríguez, patrón del Roque Nublo, "la posibilidad de que el espigón se traslade hacia el centro de la bahía".

El proyecto que ha aprobado el Puerto parte a la altura de Bravo Murillo y sigue hacia el muelle unos 460 metros, en paralelo a la autovía.

Según Rodríguez, dicho espigón supone una "gran amenaza" para la competición tradicional de la vela latina, porque "anula en la práctica la posibilidad de regatear cerca de la costa en una zona donde los vientos cambiantes obligan siempre a ir compitiendo cerca de tierra hasta la meta actual en el exterior del Muelle Deportivo".

Según la federación, Pintado reconoció que el espigón afectará al campo de regatas y les indicó que el futuro espigón podría partirse en dos, separarse bastantes metros de la costa para reducir, cumpliendo la normativa internacional, el impacto sobre la competición.

Ambas partes acordaron crear una comisión, que estará formada por cinco representantes de los botes, entre ellos Moisés Morán (Minerva) y Daniel Rodríguez, los que han encabezado la movilización de protesta en contra del espigón. Esta comisión se encargará de plantear una propuesta alternativa, cuya viabilidad será estudiada por los ingenieros del Puerto.

Juan Santana valoró de manera positiva la reunión, mientras que Daniel Rodríguez expresó su temor de que en realidad, la postura dialogante del Puerto, "sea una maniobra para ganar tiempo".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres