Blogia
TURCÓN - Ecologistas en acción

Los vigías de la vida marina

Los vigías de la vida marina

Eloy Vera
PUERTO DEL ROSARIO
La provincia.es

Una veintena de personas colaboran con el Cabildo cada vez que se produce un varamiento de cetáceos en Fuerteventura. El grupo está formado por españoles y extranjeros, en su mayoría gente joven que suele colaborar con otros organismos y que no duda en dedicar parte de su tiempo a tratar de salvar a los zifios que llegan a la costa majorera. Alrededor de una veintena de personas colaboran con la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo de Fuerteventura cada vez que se produce la aparición de cetáceos en las costas de la Isla. La iniciativa surgió a raíz del varamiento masivo de zifios ocurrido en 2002 con motivo de las maniobras militares Neotapón, que se estaban ejecutando, en esos momentos, en aguas próximas al sur de la Isla.

El grupo de colaboradores, entre los que se encuentran españoles y extranjeros, son en su mayoría gente joven que suele colaborar con otros organismos como Cruz Roja o Protección Civil. "A los voluntarios les preguntamos en qué están interesados en colaborar y si tienen algún medio como vehículos o zodiac que puedan poner al servicio en caso de producirse un varamiento", comenta Ana Bella Calero, técnico de Medio Ambiente del Cabildo majorero. Además, " el perfil de estas personas suele coincidir con gente comprometidas con el medio ambiente", subraya Ana.

Cada vez que se produce un encallamiento en las costas majoreras, se activa un dispositivo desde la consejería de Medio Ambiente del Cabildo de Fuerteventura a través de la cual se van avisando a los voluntarios para que acudan al lugar donde ha aparecido el cetáceo. "Suelen hacer turnos de una o dos horas para no dejar al animal solo en ningún momento", señala Ana. Los cetáceos heridos son trasladados a las piscinas del zoológico de La Lajita, entidad que mantiene un convenio con el Cabildo majorero, y es allí donde se les prestan una serie de servicios sanitarios.

Giada Mongio es italiana, aunque lleva en Fuerteventura desde los cuatro años. En la actualidad, estudia Veterinaria. "Empecé a colaborar en el 2001 con el Centro de Recuperación de Tafira y el veterinario Pascual Calabuig. Es una experiencia muy gratificante al tener tan cerca a un animal que suele vivir tan alejado de nosotros", apunta Giada. Otra de las personas que colabora desde hace tres años es Fayna Reyes. "Recuerdo haber estado cuatro horas con un delfín que había aparecido herido, pero al final murió. Fue una experiencia inolvidable", señala Fayna. Además, "me gustaría que la gente se concienciara y avisara cada vez que avistan un animal de este tipo", concluye.

Ana Bella Calero también quiso hacer un llamamiento a la población residente en Fuerteventura. "Necesitamos voluntarios, cualquiera puede ayudarnos sin necesidad de tener grandes conocimientos en ese campo", señala Ana.

En la actualidad, la Consejería de Medio Ambiente del Cabildo necesita voluntarios para llevar a cabo una campaña de captura de gatos salvajes para su posterior reubicación.

"Estos animales están acabando con determinadas aves y tenemos que establecer algún control", señala Ana.

Asimismo, también se iniciarán, en los próximos meses, una actividad de reforestación en algunas zonas de la Isla.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres