Blogia
TURCÓN - Ecologistas en acción

El calor afecta a 11 personas y daña los cultivos en Canarias. El Gobierno está en disposición de fumigar 10.000 hectáreas de cultivos

El calor afecta a 11 personas y daña los cultivos en Canarias. El Gobierno está en disposición de fumigar 10.000 hectáreas de cultivos Canarias7, 31-8-2004

J. Darriba y O. Rodríguez

El INM pronostica que las altas temperaturas comenzarán a bajar mañana. La FAO opina que el riesgo de que la langosta llegue a Canarias es bajo. Tras 50 años sin plagas, la última ocurrida en las Islas fue la de Lanzarote, en febrero

La ola de calor que este fin de semana dejó temperaturas de hasta 40 grados en Lanzarote y el sur de Tenerife y de más de 35 en el resto del Archipiélago ha afectado a once personas y ha dañado numerosos cultivos en las Islas. La Consejería de Sanidad informó ayer que nueve de los casos relacionados con el exceso de calor fueron atendidos en la provincia de Santa Cruz de Tenerife, mientras que los dos restantes se observaron en la de Las Palmas.De total de los afectados, sólo uno necesitó ser ingresado en un centro hospitalario de Las Palmas de Gran Canaria. Las víctimas de las altas temperaturas registradas durante el fin de semana, según las mismas fuentes, respondían a un mismo perfil: la mayoría tenían edades comprendidas entre los 60 y 87 años y fueron atendidas por fiebre alta o de lipotimias. La administración sanitaria señaló que en esta ocasión no se ha producido ninguna muerte relacionada con el calor, al contrario de lo sucedido durante la última semana de julio en la que fallecieron doce personas.

La ola de calor también ha tenido «efectos devastadores» en la agricultura canaria, según explicó ayer el director general de Desarrollo Agrícola del Gobierno de Canarias, Antonio Ortega.Algunas frutas, como el plátano, se han sobremadurado y otras plantaciones, como las de hortalizas se han secado, lo que le ocurrió a las escarolas, por citar un ejemplo. En estos momentos, el Gobierno autónomo está esperando los respectivos informes de cada Cabildo para reducir los módulos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) a los agricultores afectados.

Ortega recordó que «para acceder a cualquier ayuda compensatoria, las líneas de cultivo tienen que estar aseguradas». Y anunció que su departamento está trabajando para intentar que los seguros cubran los daños por plagas y enfermedades en los próximos años.

Ligero descenso

Las altas temperaturas se mantendrán hasta mañana miércoles, momento en que se empezará a notar un ligero descenso, según explicó ayer el jefe de Relaciones con Usuarios del centro meteorológico territorial de Canarias oriental, Ramón Ruiz. La situación mejorará por la entrada de viento del norte, más húmedo y frío, que provocará un descenso de las temperaturas, en especial de las mínimas, que han estado muy por encima de los valores habituales, como los 26 grados de Fuerteventura o los 25 de Lanzarote.

El alza de temperaturas ha estado motivada por la ausencia de los alisios. La falta de viento ha impedido la tradicional acumulación de nubes, la panza de burro en la capital grancanaria, con lo que la radiación ha sido «fortísima», en palabras de Ramón Ruiz, quien explicó que «por la noche el suelo ha seguido irradiando calor». A pesar de la persistencia de la ola de calor, que hoy cumple cuatro días, el Instituto Nacional de Meteorología (INM) no ha registrado valores récord. Las máximas ayer estuvieron marcadas por los 36,4 grados de Lanzarote; los 36,1 de Mogán; los 33,8 grados de Santa Cruz de Tenerife o los 30,4 de Las Palmas de Gran Canaria.

Algunas frutas, como los plátanos, se han pasado en su maduración y otras plantaciones, como las de hortalizas, se han secado por las altas temperaturas.

El riesgo de que las langostas que están asolando la agricultura de todo el África occidental lleguen a Canarias «es bajo», según indicaron fuentes de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) consultadas por este periódico.«Canarias no se está enfrentando al mismo riesgo inmediato que tienen los países de África Occidental», explicaron las mismas fuentes, «existe la posibilidad de que aparezcan langostas en las Islas Canarias más tarde, en otoño, cuando las nubes de langostas comiencen a desplazarse hacia el norte desde Mauritania, pero este riesgo es bajo».

La situación en África es alarmante. Ayer, según Efe, el presidente de Malí, Amadou Toumani Toure, que es también el titular de turno de la Comunidad de los Estados del Sahel y del Sahara, solicitó mayor solidaridad internacional en la lucha contra la invasión de langostas que amenaza varios países africanos. En un llamamiento urgente a la comunidad internacional, el presidente maliense estimó que los medios disponibles no son suficientes para hacer frente a la envergadura y velocidad de la invasión de las langostas, que amenazan con destruir los cultivos y el medio ambiente de los países afectados.

El llamamiento de Toure se suma a las varias solicitudes hechas por su colega senegalés, Abdoulaye Wade, y el director general de la FAO, Jacques Diouf, quien calculó en unos 100 millones de dólares el presupuesto necesario para luchar de manera eficaz contra la actual plaga de langostas.

La FAO informó ayer de que España ya ofreció asistencia a Marruecos por valor de 2,8 millones de dólares y actualmente está considerando la posibilidad de otorgar otros 600.000 dólares a Mauritania, donde se han detectado nubes de langostas de hasta 3.000 millones de animales a principios de este mes. «Esta ayuda no se da en dinero sino en asistencia técnica», aclararon las mismas fuentes.

Alerta tranquila

Canarias se encuentra en la actualidad en «alerta, pero tranquilos», ante la posibilidad de que la langosta que asuela África llegue al Archipiélago, según explicó ayer el director general de Desarrollo Agrícola del Gobierno de Canarias, Antonio Ortega. «Estamos en alerta porque la plaga está siendo muy virulenta pero no existe el mismo riesgo que se produce en otros meses, como enero o febrero, cuando el régimen de vientos favorece su llegada». Aún así, Ortega dijo que no había que bajar la guardia.

El Archipiélago cuenta, en la actualidad, con unos 20.000 litros de clorpirifos al 48%, la misma sustancia que la FAO está empleando en la lucha contra la langosta en Mauritania y que los agricultores canarios emplean en cultivos como la vid. Como este producto se mezcla con agua -2 litros por cada mil de agua-, las Islas tienen una capacidad de fumigación de 10 millones de litros.En otras palabras, el Gobierno tiene capacidad para defender unas 10.000 hectáreas de cultivo.

Lo que no se podría hacer en Canarias es afrontar la lucha contra la plaga de langostas por medio de grandes rociadas desde aviones ya que los clorpirifos son productos fitosanitarios de toxicidad nociva, de ahí que no pueda fumigarse desde el aire zonas pobladas por los seres humanos. Habría, por tanto, que hacer frente a las langostas a ras de suelo.

El Gobierno canario considera plaga cuando la concentración de langostas supera los 30 ejemplares por metro cuadrado. Esto ocurrió el pasado mes de febrero en Lanzarote por vez primera desde hacía 50 años. Para hacernos una idea de lo que está sufriendo África valga sólo un dato: en Mauritania se han registrado 1.200 langostas por metro cuadrado.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres