Blogia
TURCÓN - Ecologistas en acción

Canarias por la paz y la solidaridad

Canarias por la paz y la solidaridad

HACIA EL II ENCUENTRO CANARIO POR LA PAZ Y LA SOLIDARIDAD

La Coordinadora Canaria por la Paz y la Solidaridad de Gran Canaria propone la celebración del II ENCUENTRO CANARIO POR LA PAZ Y LA SOLIDARIDAD, estimando que pueda tener lugar entre el viernes, 27, y el domingo, 29, de enero de 2006, en Gran Canaria. Nos ponemos en contacto con ustedes para que valoren esta propuesta e invitarles a sumarse a la convocatoria como colectivo convocante.

La participación en el primer encuentro de ciento cuarenta personas de diferentes colectivos (29 fueron los convocantes) de casi todas las islas, nos dejó un buen sabor de boca y nos animó a relanzar en nuestra sociedad un movimiento de rechazo a la guerra que se sigue extendiendo.

Desde la Coordinadora Canaria por la Paz y la Solidaridad de Gran Canaria hacemos una propuesta inicial de fecha, lugar y ejes temáticos. Les trasladamos la carta de convocatoria (siguiente página) y les invitamos a adherirse y ser colectivo convocante del II Encuentro.

Con las respuestas afirmativas (que esperamos recibir antes del 25 de noviembre) elaboraremos el listado de organizaciones y colectivos convocantes, que se incluirá en el folleto que se realizará para la difusión del II Encuentro. Las adhesiones pueden ser colectivas o personales.

También les animamos a participar desde ya en cualquiera de las tareas posibles para el Encuentro: preparar una comunicación escrita, preparar un taller, asumir la animación, la velada, animar uno de los ejes temáticos, diseñar un cartel, difundir esta convocatoria.

Coordinadora Canaria por la Paz y la Solidaridad de Gran Canaria
(Organizaciones y colectivos que han participado en las reuniones de las que surge la propuesta: Intersindical Canaria, Partido Comunista del Pueblo Canario, MOC, ATTAC, Turcón, Ben Magec-EA)

Correo electrónico: pazcanaria@yahoo.es

II ENCUENTRO CANARIO POR LA PAZ Y LA SOLIDARIDAD
Gran Canaria, 27 - 29 de enero de 2006


La lucha por la paz, el desarme y la cooperación pacífica entre los pueblos ha tenido una presencia tenaz en el último siglo. La guerra y el militarismo actuales han hecho surgir vastos movimientos de oposición, que han escrito bellas páginas de humanismo y solidaridad popular. Recordemos la oposición a la guerra de EEUU contra Vietnam o las masivas movilizaciones europeas de los primeros años ochenta contra el rearme y las armas nucleares, continuadas por importantes demostraciones contra agresiones bélicas recientes (primera guerra de Irak, Yugoslavia, Sahara, Palestina, Afganistán). Esas luchas han generado una extendida conciencia pacifista expresada en las impresionantes manifestaciones sucedidas en la primavera de 2003 contra la invasión y ocupación de Irak decidida por Bush, Blair y Aznar.

Canarias ha participado con estimable protagonismo en este movimiento mundial. Desde hace años, el pueblo canario ha ido tomando conciencia de los designios militaristas reservados a las islas por las potencias imperialistas de la OTAN. Y ha ido oponiéndose a ellos, en distintas épocas y con diferente nivel de participación, demostrando que desea para Canarias un papel de paz en el Atlántico, en Africa y en el mundo. Podríamos citar multitud de episodios acaecidos en los 30 últimos años que avalan esa voluntad. Citemos, tan sólo, la permanente oposición a la militarización de Canarias, la victoria del no en el referéndum sobre la OTAN del 12 de marzo de 1986, las notables realizaciones del movimiento de objeción e insumisión en las islas, la paralización del proyecto de lanzadera y radar en El Hierro o las manifestaciones de 2003.

Junto a ello, continúa la presión de la OTAN, del gobierno de España y de sus cómplices canarios, empezando por el gobierno de Adán Martín, para minimizar en la conciencia del pueblo canario su apuesta por la paz y la solidaridad. Así se desprende del uso reiterado de instalaciones portuarias y aeroportuarias de Canarias para el tránsito de personal, armamento y material militar necesarios en las agresiones y conflictos promovidos por la OTAN o alguno de sus países miembros, incluyendo la escala y tránsito de buques con cargamento nuclear; de las masivas maniobras militares realizadas, cada vez con más frecuencia, en aguas y territorio de las islas, o de la escalonada construcción de nuevas instalaciones militares en una u otra isla. Ello da aún más relevancia a la lucha por la paz desde Canarias, a la que hay que sumar a la población inmigrante llegada al Archipiélago desde diversos lugares (¿no será preciso forjar una alianza canaria-población inmigrante en base a objetivos de paz y emancipación, que son necesidad y obra de los pueblos?).
A esta situación específica de Canarias es preciso unir el nuevo orden bélico internacional impuesto por el capitalismo. Inmerso en una crisis de gran calado, el actual sistema de explotación y opresión necesita acelerar el proceso de concentración de todos los recursos (humanos, naturales, económicos, científicos) habidos sobre el planeta. Unicamente la guerra le permite esa apropiación acelerada, estigmatizando toda lucha firme de oposición a la misma como “terrorismo”, tratando de crear un consenso social en base a valores antidemocráticos y adoptando peligrosas políticas de control social, policial y recorte de libertades.

Hoy, la lucha por la paz es, como nunca antes, el horizonte de la libertad. La guerra, en todo tiempo y lugar, ha tenido por víctimas la libertad, los derechos humanos, la democracia, la tolerancia, las creaciones económicas y culturales y el hábitat natural en que se sustentan el bienestar y el futuro de los pueblos. La guerra global ya iniciada está multiplicando alevosamente todas esas mutilaciones. La nueva carrera armamentista y el desaforado aumento del gasto militar restan ingentes recursos necesarios para cubrir la más sentida demanda de los pueblos: una economía civil que, sin perder la armonía con la naturaleza, garantice educación, salud, vivienda, trabajo, cultura y protección a toda la población.

Un gran reto nos convoca: avanzar hacia una sociedad de paz, desarme, cooperación y derechos civiles.

Quienes firmamos esta carta convocamos el II Encuentro, abierto a cuantos colectivos y personas en Canarias rechazamos la guerra y luchamos por un mundo de paz y solidaridad entre los pueblos. Proponemos que el II Encuentro analice estos temas:

El desastre humanitario que se deriva de la ideología y política que necesita la guerra.
Futuro de Canarias: ¿Base de operaciones del militarismo?
Medio ambiente y maniobras.
Inmigración y militarismo.
Cultura de Paz y Educación para la paz
Plan de actuación para el próximo futuro.
Coordinación del movimiento en el archipiélago.

Para ello, convocamos el II Encuentro Canario por la Paz y la Solidaridad, a celebrar los días 27 - 29 de enero del próximo año 2006, en Gran Canaria, continuador del I Encuentro, celebrado en febrero de 2003.

Canarias, noviembre de 2005.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres