Blogia
TURCÓN - Ecologistas en acción

Plaga agrícola: picudo rojo

Plaga agrícola: picudo rojo

Darío Benítez Gracia (*)
Artículo de opinión publicado en
Teldeactualidad.com

El día 3 de Enero de este nuevo año que comienza se publicaron numerosos artículos, en todos los medios de comunicación, tanto en prensa escrita como en digital, sobre la paralización de las importaciones de Palmáceas procedente del exterior, mediante una orden Ministerial preparada por el Gobierno Central y Autonómico debido a la aparición, en ejemplares de Phoenix canariensis de la plaga agrícola conocida científicamente como , Rhynchophorus ferrugineus comúnmente conocido como picudo rojo.

Realizando un repaso en el tiempo sobre la entrada de esta plaga en la Península Ibérica (Área Mediterránea), cabe citar un artículo de prensa del diario de Las Provincias publicado por la Universidad de Alicante en el año 1993, en el cual un Ingeniero Agrónomo de la Universidad de Valencia. D. Michel Ferry, todo un experto que lleva más de 15 años estudiando este insecto, alertando en su momento sobre la posibilidad de la entrada de esta plaga procedente de Asia, que puede introducirse en el Área Mediterránea debido a la importación masiva sin control fitosanitario alguno. Este mismo señor citó: " las autoridades deben saber que jugaban con fuego y no existe técnicas para eliminarlos y es imposible detectarlos a tiempo siendo lo mejor parar la importación en su momento pero hay intereses comerciales".

Allá por el año 1995 la misma plaga agrícola atacaba a muchas palmeras en Murcia y sucesivamente salían publicaciones referidas, de numerosos ejemplares botánicos de Palmáceas destruidos por este insecto voraz que poco a poco se va asentándose en dicha zona Mediterránea.

Analizando y centrando el tema, en 1998 el Colectivo Ecologista Turcón, publicó un artículo en su página Web, avisando al Gobierno de Canarias, de la entrada de esta plaga a Canarias procedente de la importación de Palmáceas del exterior, concretamente de la zona de Elche y Valencia, donde se tiene evidencia cierta que la plaga está instalada y asentada en este área.

A fecha del 3 de enero de este mismo año el Gobierno aprueba medidas prohibiendo la poda de la palmera, su importación y la compra de detectores ultrasónicos para revisar los palmerales. Estas medidas tomadas son buenas pero a mi juicio se debería haber seguido el protocolo de actuación que se expuso en el certamen de todos los expertos (científicos entomólogos, agrónomos, viveristas etc) que tuvo lugar en el año 2001en Masnou (Barcelona ) desde hace tiempo:

Detectar las plagas con aparatos ultrasónicos para localizar insectos y sistemas georeferenciales con GPS para la identificación de las palmeras infectadas, focos y su dispersión.

Emprender tratamientos preventivos sobre las hojas, troncos, focalizadas para evitar que se instale en las palmeras sanas, siendo difícil y costosa su aplicación en ejemplares grandes.

Inyectar plaguicidas sistémicos en palmeras enmaletadas, mediante el uso de trampas de captura masiva con atrayentes naturales dentro de los focos evitando su dispersión.

Cuando se tenga constancia de que hay un foco de palmeras infectadas la mejor solución es la destrucción rápida de las mismas.

Establecer la lucha conjunta entre los representantes de todas las Comunidades Autónomas para evitar su propagación.

Vigilancia y Control de la plaga.
Por ello debo decir que estamos ante una bomba de relojería que puede estallar desde dentro ya que puede dar lugar a la destrucción de los palmerales de Canarias debido a ser una plaga difícil de detectar, posee un potencial biológico alto y el control biológico es inexistente dado que no se ha encontrado un enemigo natural o patógeno que controle la plaga.

Ello pone de manifiesto el descontrol existente en los puertos y aeropuertos canarios que recordemos, a modo de ejemplo, que desde junio de 2005 se tienen paralizadas numerosas parcelas agrícolas en la isla de Tenerife y Gran Canaria por la entrada de una enfermedad Ralstonia solanacearum comúnmente conocida como podredumbre parda de las papas o papas lloronas. Esta situación y otras han sido denunciada por D. Rafael Hernández, presidente de la COAG, (Presidente de la Asociación de Ganaderos y Agricultores de Las Palmas) , D.Roberto Goíriz, presidente de la FEDEX (Federación de Exportadores de Productos hortofrutícolas de Las Palmas), Turcón Ecologistas y siempre la respuesta del Gobierno en estos casos ha sido pasar página o dar por zanjado el tema.

En relación al picudo rojo D. Celestino Suárez, Director General de Desarrollo Agrícola del Gobierno de Canarias, se pronunció en un periódico provincial y pidió colaboración ciudadana por lo que "mejor que sea una falsa alarma que las medidas se tomen tarde" y sabe usted lo que le digo, tiene usted razón en una cosa, las medidas llevadas a cabo por su departamento son tardías y son ustedes los que tenía que haber tomado las medidas oportunas hace 8 años, repito, 8 años, y en este caso ha sido una plaga y, ¿ sí se tratara de un contenedor de alimentos en mal estado?, en este caso la respuesta sería que las víctimas no serían las palmeras si no la población y buena culpa la tienen nuestros políticos que están aferrados a los asientos de sus despachos, al móvil, pendiente de la entrevista en la emisora, televisión y prensa, preocupados por las encuestas, inauguración allá para salir en la foto, que marca de coche oficial compro, viaje continuo de Tenerife a Gran Canaria debido al tinglado que se traen con la ley de sedes y el pueblo llano y sencillo sufre la incompetencia de ustedes que en estos tiempos que corren están convirtiendo a Canarias en una República Bananera, excepto Agüimes, un ejemplo a imitar en gestión Agrícola.

(*)Darío Benítez Gracia es Ingeniero Técnico Agrícola por la Universidad Internacional de Cataluña Especialidad en Jardinería y Hortofruticultura.


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

asociacion amigos museotenerife -

JUEVES 16 DE MARZO- CONFERENCIA-

-20:00 horas. Conferencia “T. Vernon Wollaston (1822 – 1878): Un entomólogo en la Macaronesia” a cargo de Don Antonio Machado Carrillo, Biólogo. La conferencia tendrá lugar en el Museo de la Naturaleza y el Hombre.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres