Blogia
TURCÓN - Ecologistas en acción

Voy a hacer un cuarto pileta en la azotea de mi casa.

Voy a hacer un cuarto pileta en la azotea de mi casa.

Artículo de opinión del ingeniero Manuel Fernández (Marzagan, Las Palmas de Gran Canaria)

EL CONCURSO RESTRINGIDO DEL CUARTO PILETA

Voy a hacer un cuarto pileta en la azotea de mi casa.
Como su nombre indica, un cuarto pileta sirve para ubicar la pileta y la lavadora.

Pero uno, que no es tonto, y se fija lo que hace la gente guapa de la capital, aprende rápido: ¡He convocado un concurso restringido de ideas (solo cinco superestrellas del bloque de 20 invitadas, eso si, de cinco barrios diferentes de la capital)!.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria dice que es ilegal, y el Gobierno de Canarias, que me tenía concedido una subvención de 300 €, ante la demanda efectuada por el Presidente de la Asociación de Maestros de Obras de Canarias (Demarcación de Las Palmas), por no haber realizado un concurso abierto, con difusión del mismo y por conocer de antemano los autores de los croquis, saltándome, según dicen todas las normas, me ha retirado la subvención. (Yo creo que es envida cochina, de los que no quieren que mi casa progrese).

También ha habido una manifestación de vecinos de mi barrio, que están en contra del proyecto porque dicen que es ilegal, y que quiere que se cuente con ellos.
(60 manifestantes, según la asociación de Vecinos, 6 según el Ayuntamiento).
He nombrado un jurado, compuesto por mi mujer, mis dos hijos y mi hija para que eligiera democrática e imparcialmente el croquis ganador.

Yo soy el Presidente, ¡faltaba más!
Al final hemos optado por coger una idea de Maestro César “El Pelliza” y otra de Maestro Carlos “El Ferralla”, pues si el primero planteaba una tejas muy curiosas en su croquis, el segundo dibujaba una cubierta a cuatro aguas, mientras que el primero, más modesto, había dibujado solo dos.
He mandado hacer una maqueta, y ya me la han entregado.
¡Ha quedado preciosa!.
Tanto es así que en cuanto acabe la exposición de la maqueta de LA GRAN PARIDA, voy a pedir permiso al Ayuntamiento para exponerla en el edificio Miller.
¡Voy a convocar a los medios!¿Que te crees?: prensa radio y televisión, y voy a invitar a los Maestros de obra ganadores. Invitaré a todos mis amigos, empleados y a los que me han solicitado empleo en los últimos tres años, y les pediré que si les gusta la maqueta del cuarto pileta que me aplaudan al final de la presentación.

Lo que no logro entender es porqué el Ayuntamiento dice que es ilegal, así como porqué el Gobierno de Canarias me ha retirado la subvención.

Vamos a ver, a mi me parece que aquí hay dos varas de medir.

¿No fue el Ayuntamiento el que tiró (con nocturnidad y alevosía) el edificio Woermann que estaba protegido?
¿No era acaso el Ayuntamiento quién tenía que protegerlo?
¿Y yo no puedo hacer un cuarto de pileta en la azotea de mi casa?
¿Pero no iban a hacer una biblioteca pública en una de las plantas de dicho edificio?
¿No permutaron dicha planta por un solar del Gobierno de Canarias calificado como de uso cultural o educativo en Tafira?
¿Para hacer la biblioteca allí? ¡No!, ¡Para recalificar los terrenos y hacer dúplex, que la vida está muy achuchada, y no solo con multas se financia el ayuntamiento! Entonces… ¿Dos espacios dedicados a la cultura eliminados de carambola?¡¡Sí!! ¡Total, si aquí no leen sino cuatro y además suelen ser rojos!¿Y la promesa que hicimos de montar la biblioteca pública como justificación para derribar el viejo edificio Woermann?
¡El edificio ya está hecho! Además, como en el Quijote, “De cuyo nombre no quiero acordarme” Así me lo aprendí yo.
Pero…¿No es el Ayuntamiento el que quiere hacer un hotel, un gran edificio de viviendas y una marina en el Istmo, a pesar de que el Ministerio de Fomento ha dicho que es ilegal, que la U.E. se ha pronunciado diciendo que es ilegal y que 6000 vecinos se manifestaron porque el proyecto era ilegal?
¿Y yo no puedo hacer un cuarto de pileta en la azotea de mi casa?
Pero…, ¿No fue el Ayuntamiento quién insistió para que el anterior presidente de la Autoridad Portuaria acortara la longitud de dique Reina Sofía en unos cientos de metros? Y resultó que era ilegal, retirando la UE la euromillonaria subvención anteriormente concedida?
¿Y no fue la Autoridad Portuaria, la que, como consecuencia del acortamiento del dique Reina Sofía, quién otorgó a dedo la ejecución del espigón de la Esfinge para compensar la pérdida ocasionada por dicho acortamiento, a las empresas que estaban ejecutando esa obra? Y resultó ilegal, puesto que tenía que haberse sacado a concurso.
¿Y yo no puedo hacer un cuarto de pileta en la azotea de mi casa?
Pero…¿No es el Ayuntamiento quien está haciendo las obras del Guiniguada para tirar el escalextric? ¿Pero es que el servicio de Carreteras del Gobierno de Canarias no advirtió hace apenas dos meses al Cabildo de Gran Canaria que parte de las obras que se están efectuando en el entorno del escalextric del teatro Pérez Galdós son inseguras para los conductores, y que, además dichos trabajos no tienen autorización, habiendo solicitado en febrero pasado a dicha institución insular que debía ordenar la paralización de los trabajos?
¿No es acaso cierto que el Cabildo, en un dictamen del 31 de enero avise que la ejecución de obras sin autorización puede suponer “una infracción grave”, ya que “puede afectar a la seguridad de la circulación rodada y de los peatones”?
¿No es acaso más cierto aún, si cabe, que el servicio de carreteras no sólo apela a las condiciones de seguridad, sino que se apoya en la inexistencia de planes urbanísticos que avalen la actuación (un plan territorial parcial que debe realizar el Cabildo, y otro especial que es competencia del Ayuntamiento)?
Pero… ¿Es cierto que además, estas obras se están realizando con la partida (9 millones de euros) destinada a la construcción de un cuarto carril desde Lady Harimaguada hasta la calle Bravo Murillo, hacia el mar, lo que ha sido duramente criticado por la oposición municipal?.
Y pregunto yo, ¿Para construir el cuarto carril tendrán que demoler la enorme tubería que hormigonaron como si fuese un dique y que acaban de poner hace solo un par de meses, desde el teatro a Bravo Murillo?
Y yo pregunto, ¿Se puede hacer una obra con el dinero destinado a otra?
¿Estará pensando la primera autoridad municipal de nuestra capital que le legalice las obras clandestinas Don Guillermo Reyes, ahora que donde dijo digo, digo Diego?
¡Y yo no puedo construir un cuarto pileta en la azotea de mi casa! ¡Con mi propio dinero!

Manuel Fernández. Mafersa

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres