Blogia
TURCÓN - Ecologistas en acción

Vulnerabilidad en una central nuclear

Vulnerabilidad en una central nuclear Greenpeace asalta una central nuclear en Holanda para demostrar que no es segura ante actividades terroristas.

Los activistas, disfrazados de barriles de residuos nucleares, lograron subir incluso a la cúpula del reactor nuclear, según la portavoz de Greenpeace Femke Bartels, que reclamó que se respete el plazo para el cierre de ese reactor, fijado en 2013.

"La energía nuclear nunca es segura y en el contexto actual de inestabilidad, las centrales son un peligroso objetivo para los terroristas", explicó Bartels. "La acción de hoy ilustra que a pesar de las vallas y las cámaras, la seguridad de Borssele no es impermeable", precisó. Además, advirtió de que "esta vez se trata de activistas pacíficos, pero personas con malas intenciones podrían causar muchos daños en el terreno de la central nuclear".

El Gobierno holandés, formado por una coalición entre democristianos (CDA), liberales de derechas (VVD) y demócrata-liberales (D66), estudia la posibilidad de mantener abierta la central nuclear de Borssele también después de 2013, año que en anteriores legislaturas se había establecido como límite para proceder al cierre del reactor. Greenpeace reivindicó en cambio una mayor inversión en "energía, como el sol, el viento, que contribuya de una forma segura a frenar el cambio climático".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres