Blogia
TURCÓN - Ecologistas en acción

El tráfico de especies amenazadas

El tráfico de especies amenazadas

TRÁFICO ILEGAL DE ESPECIES
Fuente: WWF/Adena

El tráfico internacional de especies amenazadas es un negocio criminal muy rentable: más de 26 billones de pesetas anuales de beneficio; unas 700 especies a punto de extinguirse; 230.000 primates, 1,13 millones de aves vivas, casi 4 millones de reptiles vivos, 350 millones de peces tropicales, 1,1 millones de plantas..., comerciados en un solo año; estas cifras forman parte de la estadística demoledora que resulta del comercio internacional de especies protegidas, una de las causas más importantes de pérdida de biodiversidad en el mundo. Mientras los traficantes prosiguen su actividad, un acuerdo internacional, el Convenio de Washington o CITES, intenta frenar el tráfico mortal de especies de fauna y flora mundiales.

A pesar de que en 1986 el Gobierno español ratificó el Convenio de Washington (CITES), que regula el comercio internacional de especies protegidas, España ha supuesto siempre un camino fácil para el tránsito de especies protegidas con destino a otros lugares del mundo. Somos uno de los 5 países donde los traficantes encuentran más facilidades para actuar; se calcula que más del 30% de este tráfico pasa por nuestras fronteras.

WWF/Adena se ha especializado en perseguir a las redes ilegales de contrabando de especies; actividad que en los últimos años viene desarrollando en colaboración con las Fuerzas de Seguridad del Estado, especialmente con la Guardia Civil (SEPRONA) y el Servicio de Aduanas de Comercio Exterior.

WWF/Adena colabora en la formación de expertos para el control del tráfico de especies y presionamos para que se cumplan los acuerdos firmados y la legislación vigente. Además, contamos con una red internacional de oficinas TRAFFIC, (www.traffic.org) cuyo cometido principal es el seguimiento del comercio internacional de especies y sus restos y productos derivados, habiendo realizado multitud de estudios sobre este tema. TRAFFIC Europe ha realizado un site para la Comisión Europea, traducido a 11 idiomas, con todo el contenido práctico necesario para proporcionar información, actualizada y a la medida, a los sectores relacionados con el comercio de fauna y flora silvestres, así como a todos los viajeros. En esta página,http://www.eu-wildlifetrade.org/html/es/intro.asp, se señalan los aspectos esenciales deCITES y de los Reglamentos de la UE sobre esta actividad y se ofrecen enlaces con otras fuentes de interés. ¿Y por qué una web orientada principalmente a los europeos? No hay que olvidar que la UE figura como uno de los principales destinos de las partidas ilegales y que el comercio internacional de especies de fauna y flora se estima en un valor de unos 159.000 millones de euros al año, según un informe de WWF/Adena. De ahí, la importancia de que todos los ciudadanos de estos países sepan que ellos también juegan un papel fundamental en la conservación de la vida silvestre y conozcan las herramientas a su alcance.

Qué es el CITES
Informes y documentos
Conferencia CITES de Santiago de Chile
El CITES


El CITES, convenio internacional que regula el comercio de especies amenazadas de fauna y flora, es uno de los acuerdos internacionales de conservación más antiguos y efectivos. Su objetivo: evitar la desaparición de poblaciones silvestres de las especies más afectadas por la captura con fines comerciales.

En 1960, durante la celebración de la 7ª Asamblea General de la UICN (Unión Mundial para la Naturaleza) se comenzaron a discutir estos asuntos y se pidió a los gobiernos que limitaran la importación de animales a lo reglamentariamente establecido. En 1963 la UICN hizo circular una resolución según la cual se pedía la creación de un convenio para regular la exportación, importación o tránsito de especies raras. Durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente Humano, celebrada en Estocolmo en 1972, se adoptó una recomendación según la cual 88 países discutirían un borrador de convenio al año siguiente en Washington. Así, el 3 de marzo de 1973 se firmó el Convenio de Washington, más conocido por sus siglas inglesas CITES, entrando en vigor con la décima ratificación el 1 de julio de 1975.

El CITES incluye a las especies en tres apartados distintos

Apéndice I
Incluye todas las especies en peligro de extinción que están o pueden verse afectadas por el comercio y que deben tener una regulación especialmente estricta con el fin de no poner en mayor peligro su supervivencia (primates, cetáceos, panda gigante, elefantes, guacamayos, rapaces, cocodrilos...). El comercio con estas especies está prohibido, salvo excepcionales circunstancias.

Apéndice II
Recoge a las especies que, si bien en la actualidad no se encuentran en peligro de extinción, podrían llegar a esta situación a menos que se regule estrictamente su comercio. También incluye otras especies no afectadas por el comercio pero son similares, con el fin de promover un control más eficaz (todos los primates, focas, 300 especies de reptiles, algunas ranas, todos los psitaciformes, mariposas, corales, cactus, orquídeas...).

Apéndice III
Incluye especies sometidas a reglamentación dentro de la jurisdicción de un país y cuya explotación no se puede prevenir o limitar sin la cooperación de otros países.

Las COPs
COP significa Conferencia de las Partes y es el nombre que se da a la reunión que cada dos años celebran todos los países miembros del CITES, 160 en la actualidad. En cada Conferencia, las naciones pueden proponer enmiendas a los Apéndices, que se aprueban con las 2/3 partes de los votos de los países asistentes.

Las Partes también acuerdan distintas Resoluciones o Decisiones relacionadas, por ejemplo, con la interpretación del Convenio, su funcionamiento o medidas de conservación especiales.

Las ONG participan como observadoras, con voz y sin voto. WWF/Adena fue una de las promotoras de la creación del CITES y ha participado en todas las COP, proporcionando asistencia técnica y científica.

Especies incluidas
Unas 5.000 especies de animales y 25.000 plantas están protegidas por el CITES. Para ver la lista completa visitar la página oficial del CITES.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres