Blogia
TURCÓN - Ecologistas en acción

Se acaba la fiebre del oro

Se acaba la fiebre del oro

La compañía Río Narcea Gold Mines cierra sus explotaciones en Asturias, las últimas de España
JAVIER CUARTAS - Oviedo
EL PAÍS - Última - 25-02-2006

Explotación de oro a cielo abierto en Boinas (Asturias) (PACO PAREDES)

La minería del oro toca a su fin en España. La compañía Río Narcea Gold Mines (RNGM) cerrará a fines de este año sus dos minas auríferas de Asturias, las únicas que se explotan en el país. La compañía alega la baja rentabilidad de los dos yacimientos que ha venido explotando desde hace una década en Boinas (Belmonte) y Carlés (Salas), ambas en el valle del río Narcea.

La compañía minera, que cotiza en la Bolsa de Toronto, se compromete a restaurar las zonas explotadas mediante grandes cortas a cielo abierto y perforaciones subterráneas, e iniciará con carácter inmediato un proceso de extinción de contratos que se prevé culminar a fin de año. A ambos fines destinará 5,6 millones. RNGM emplea en Asturias a 212 personas, de las que 200 son trabajadoras de la propia región, de una comarca con escasas alternativas de empleo. Algunos trabajadores podrán ser recolocados en las minas de oro que RNGM comenzará a explotar en Tasiast (Mauritania). La compañía tiene otros 148 trabajadores en sus minas de níquel de Aguablanca (Extremadura).

La riqueza aurífera de Asturias ya había sido muy valorada por el Imperio Romano, que sostuvo una dilatada y enconada campaña militar para doblegar la indómita resistencia de las tribus astures con el fin de acceder a los ricos yacimientos de la zona. Varias compañías internacionales explotaron algunas reservas auríferas hasta los años cincuenta y sesenta, pero las exploraciones posteriores fueron estériles, hasta que en 1997 RNGM descubrió reservas inexplotadas en Belmonte y Salas, zonas que los romanos beneficiaron sólo superficialmente. Desde entonces, RNGM ha extraído unas 34 toneladas de oro, pero la merma de la ley del mineral y los sobrecostes hacen inviable seguir, según asegura la empresa.
Las expectativas de futuro de la compañía se fundamentaban en un yacimiento que ya fue explotado también por los romanos en Salave (Tapia de Casariego), a escasos metros del mar, y cuyas reservas conocidas han sido valoradas en más de 700 millones de euros, pero el Principado ha denegado la licencia de explotación alegando que es un espacio del litoral que ha de ser protegido.

El intento de abrir allí una mina generó un movimiento vecinal de protesta. Los ecologistas también han expresado su oposición al proyecto.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres