Blogia
TURCÓN - Ecologistas en acción

Comando medioambiental

Comando medioambiental

La Provincia, 23-12-2005

El grupo de investigación Control Analítico de Fuentes Medioambientales (Cafma), perteneciente al Parque Científico Tecnológico de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, se ha consolidado como laboratorio de referencia regional para medir, cuantificar y dar soluciones a los diferentes problemas medioambientales.

El centro, que dirige el ingeniero industrial Juan Emilio González González compagina su labor investigadora con los trabajos de análisis físico/químicos, bacteriológicos y de contaminación atmosférica y corrosión desarrollados por encargo de las instituciones públicas y privadas. Dentro del campo de análisis microbiológico desarrollan análisis de aguas naturales, marinas y vertidos urbanos e industriales; aguas de abasto y de piscinas; aguas de tratamientos específicos; sedimentos y residuos sólidos, combustibles y aceites; de alimentos; controles de legionela; gases de emisión e inmisión; y controles de corrosión industrial.

"Tenemos muchos encargos de planes de vigilancia ambiental del medio marino por parte de empresas que realizan vertidos al mar, y hay que controlar que el entorno marino no se vea afectado por el vertido. Salimos en barcas, recogemos muestras y comprobamos que no hay contaminación por hidrocarburos, y otros componentes (nitratos, metales pesados...); y en algunos casos también llevamos controles de la red de alcantarillado", afirmaron Jennifer Vaswani y Francisco Santana, becarios del grupo de investigación, que destacan los controles periódicos de las emisiones atmosféricas como otro de los cometidos en el ámbito de servicios externos que ofrecen a la sociedad canaria.

En su faceta científica, el Grupo Cafma desarrolla importantes líneas de investigación en tres áreas principalmente: Medio Ambiente, Corrosión y Protección Industrial; Desalación y Depuración de Aguas, Procesos de Membrana; e Ingeniería Energética, Máquinas y Motores Térmicos. Respecto a Medio Ambiente y Corrosión están desarrollando, por un lado, el control de todos los vertidos de las centrales térmicas, el medio marino, los sedimentos, organismos vivos y bioindicadores medioambientales.

Otra de las líneas científicas más importantes del grupo Cafma es la elaboración del ´Mapa de Corrosión de Canarias´, donde se estudia la agresividad atmosférica en varios metales por métodos electroquímicos. Para ello han distribuido en la provincia de Las Palmas un total de 39 estaciones, con placas de acero al carbono, zinc, aluminio y cobre, que llevan instaladas casi diez años, en zonas costeras, medianías, cumbres... El objetivo de este proyecto es, al cabo de diez años, "ver claramente la velocidad de corrosión de los metales, en los diferentes ambientes, de cara a facilitar información a las empresas constructoras, industrias..., sobre las estructuras que deben utilizar, los metales más convenientes según la zona geográfica; sobre la protección de los metales con diferentes tipos de pinturas...".

Este trabajo está coordinado por el doctor González. "Durante estos diez años hemos visto cómo se ha ido degradando la superficie del metal debido a la agresividad atmosférica del entorno", afirma el director del Cafma. De este estudio se deduce que Canarias padece dos graves problemas. "Por un lado está el aerosol marino que degrada a una velocidad tremenda los materiales metálicos, y hay zonas que son puntos rojos como Taliarte, donde el acero se cae a pedazos. Ahí se suma no sólo el aerosol marino sino el problema de la arena de la playa que, debido al viento, corta las placas de acero", subrayó.

El segundo handicap es la influencia del SO2 (Dióxido de Azufre) en ambientes industriales. "En Canarias todavía estamos quemando industrialmente fuel, las centrales térmicas queman fuel bia (de bajo índice de azufre) a instancias del gobierno, y eso significa que el fuel tiene un porcentaje de azufre en su composición inferior al 1%, lo que ha contribuido a que desaparezcan las nieblas ácidas". El investigador destacó que las zonas con más niveles de SO2 en Gran Canaria son las que acogen las centrales térmicas (Barranco de Tirajana, Jinámar), además de Piedra Santa donde está ubicada Emalsa.

La segunda línea de investigación sobre desalación y depuración de aguas está dirigida por José Miguel Veza Iglesias. En este marco se estudia los usos de membrana de Ósmosis Inversa en el tratamiento terciario de aguas residuales; y se llevan a cabo ensayos de pretratamiento en una planta piloto de Ósmosis Inversa, instalada en el edificio del Cafma. La línea sobre Ingeniería Energética, máquinas y motores térmicos, a cargo de Juan Antonio Peña , estudia las propiedades de los materiales con objeto de ver si los sistemas tienen rendimientos energéticos suficientemente aceptables para la función con la que se han construido.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres